Estudio demuestra que la obesidad es contagiosa

0
35

La razón sorprendente ¿Por qué tantos mexicanos tienen sobrepeso?
Los investigadores están buscando respuestas.

Si te preocupa tu peso, también puedes considerar preocuparte por tus amigos.

Un estudio publicado por el New England Journal of Medicine en 2007 cita una creciente evidencia de que la obesidad, al igual que muchos otros problemas de salud, puede extenderse entre miembros de grupos familiares y amigos estrechamente relacionados.

La famosa frase que tanto nos dicen los nutriologos “Eres lo que comes” podría cambiar por “Son lo que comes tu y tus amigos”.

Estudio, la obesidad puede ser contagiosa
Estudio, la obesidad puede ser contagiosa

En el estudio se examinaron a 12,067 personas que se consideraron “densamente interconectadas” y siguieron la forma en que se propagó la obesidad durante 32 años.

Según su observación, se enteraron de que una persona tenía un 57% más de probabilidades de volverse obesa si su amigo también se había vuelto obeso.

Más aún, cuando un par de personas describían al otro como un “amigo cercano”, si uno se volvía obeso, el otro tenía un 171% más de posibilidades de seguir sus pasos.

Curiosamente, los investigadores encontraron que el peso de un amigo tuvo un efecto más profundo en alguien que en un cónyuge. Los motivos de esto son difíciles, según los investigadores, pero creen que es un reflejo de las normas sociales y a quién miramos para juzgar lo que es aceptable para nosotros.

Tu esposo(a) puede no ser la imagen o estereotipo que ves cuando tratas de decidir cual es una imagen corporal adecuada, o cuando comes o cuanto ejercicio haces. En este caso son nuestros amigos a quienes vemos como esa imagen, y con quienes nos comparamos, para saberos gordos o flacos.

Al igual que cualquier estudio, este en particular no es a prueba de balas.

La ciencia también ha demostrado que las personas nacen con un rango de peso predeterminado de 15 kilos basado en la genética. Eso deja mucho espacio para que el entorno cambie la forma en que una persona gana peso, pero puede que no sea todo culpa de tus amigos.

En un estudio de seguimiento realizado en el 2015 en donde se intentó replicar los resultados del estudio anterior usando las pautas que establecieron. Lamentablemente (o afortunadamente), tuvieron problemas para replicar los resultados, que típicamente suscitan muchas preguntas de la comunidad científica:

Replicamos los resultados utilizando sus especificaciones y un conjunto de datos complementarios. Encontramos que las estimaciones puntuales del “efecto de red social” se reducen y se vuelven estadísticamente indistinguibles de cero una vez que se implementan las técnicas econométricas estándar. Además, observamos la presencia del sesgo de estimación resultante del uso de un modelo dinámico especificado incorrectamente.

Independientemente de las causas subyacentes, una cosa es cierta: México tiene un problema de obesidad que necesita ser abordado desesperadamente. Los resultados y estudios más recientes de la encuesta encuentran que se trata de una epidemia en toda regla, con casi dos tercios de todos los mexicanos obesos o con sobrepeso.

La obesidad no se trata solo de la salud física. Mientras encuestaba a más de 150,000 personas, los investigadores descubrieron que “incluso cuando se tiene en cuenta la educación, la religión, la edad y el ingreso, los adultos obesos tienen un 29% más probabilidades de decir que carecen de un propósito en la vida y casi un 34% más a sufrir económicamente que los adultos no obesos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here