La ensalada NO es tan buena como se piensa

0
122

A medida que la población mundial crece, se va incrementando la necesidad de comer saludablemente y buscar alimentos orgánicos, y vamos por las tiendas de verduras señalando a muchos alimentos como enemigos de la salud, sin tener un fundamento contundente. Por ejemplo algunos dicen que las almendras contienen cianuro, otros  rechazan al maíz por el monocultivo, también se ha publicado sobre la producción de carne de res y la emisión de gases de efecto invernadero. En cada uno de estos casos, hay algo de verdad, pero ninguno de ellos es tan malo como se ha dicho.

Hoy trataremos un alimento, que nos aporta casi nada de nutrientes, muy de moda actualmente, pero que también requiere combustible para su refrigeración si nos ponemos estrictos, si, es la ensalada, y aquí te dejamos 3 razones de peso para re-pensar si es o no el alimento mas saludable.

Las Ensaladas son tristemente bajas en nutrientes. Lo mas abundante en una ensalada es la lechuga, un grupo e hojas verdes con una cantidad bajísima de nutrientes, el perfil nutricional de algunos vegetales, que son ingredientes principales de una ensalada  como pepino, la misma lechuga o el apio, puede explicarse por un simple hecho, son de un 95 al un 97% agua, según los estudios.

La Ensalada no esta buena como se piensa
La Ensalada no esta buena como se piensa

Es decir, debes comer cantidades industriales de lechuga para poder considerarla como nutritiva, lo que da como resultado que para que sea mas nutritiva es necesario mas espacio para su cultivo.

Ahora vayamos al costo, una lechuga, un par de pepinos, unos rábanos y jícama pueden costar unos 36 pesos en cualquier tienda de verduras, con ese dinero puedes comprar brocoli, camote o papa, incluso col(que tiene menos agua que la lechuga) con lo que podrías acompañar una porción de pollo asado y hacer un platillo mucho mas nutritivo, que una ensalada.

Otro aspecto fundamental, es el hecho de que para el transporte de la lechuga desde la granja hasta tu mesa, es necesario un camión con refrigeración, cuando lo comparamos con la col, el jitomate o los ejotes, no solo estamos ahorrando espacio para el cultivo, sino el uso de combustible para la refrigeración y transporte.

La ensalada y la dieta

La ensalada engaña a las personas que hacen dieta a tomar malas decisiones. Generalmente cuando acudes a un restaurante y no quieres sentir culpa, lees en la carta la sección de ensaladas y crees que consumirás un alimento nutritivo bajo en calorías, por el simple hecho de que tiene hojas de lechuga, sin embargo el resto de los ingredientes tiene la misma cantidad de calorías que cualquier otro platillo, o bien no tiene nutrientes.

Según un estudio de mercadotecnia, dice que cuando las personas creen que algún alimento es bueno, olvidan poner atención en su contenido nutricional o a la porción que estan consumiendo, por ejemplo retira a tu ensalada favorita la lechuga o el pepino, lo que veras serán trocitos de pan, queso, aderezo, zanahoria, etc.

Es decir, cuando las personas escuchan la palabra “ensalada”, mentalmente creen que ensalada=saludable. En algunas cadenas de restaurantes  como Applebee’s encontramos ensaladas en el menú que incluso rebasan las 300 calorías, casi la misma cantidad que una hamburguesa.

Por supuesto, la ensalada no es siempre una mala elección, y también podemos encontrar en los menús, ensaladas con mucha menor cantidad de calorías, básicamente se centran en menos alimentos fritos y mas verdaderas verduras, aunque también hay que revisar la cantidad de sodio, por la sal.

La Industria restaurantera en EU dice sobre las ensaladas. “Los chefs son conscientes de lo que está pasando en la psicología de los comensales”, dijo. “Están haciendo una especie de lavado de la salud psicológica”, no sólo con las ensaladas, también con etiquetas como “fresca” y “natural”, y los alimentos que son típicos de una región o de temporada. Hay que recordar también que un chef no es un especialista en nutrición, o defensor de la salud pública, ellos hacen la comida que los clientes quieren comer.

Generalmente acompañamos a la ensalada con ingredientes cremosos o dulces, como el aderezo, o bien acompañarla con alimentos fritos, como pollo frito, arrachera o alitas., con esto no queremos decir que la ensalada es algo malo, pero si es importante no dejarnos llevar.

La ensalada y la salud

La ensalada tiene problemas con la cantidad y porciones de nutrientes, además la lechuga, tiene dos de los principales factores menos envidiables en el mundo de la alimentación, primeramente, la lechuga es la principal fuente residuos, vean sus bolsas de basura y verán varias hojas verdes en ella, los numeros indican que al año dejan de consumirse medio millón de toneladas de lechuga, se imaginan la cantidad de tierra desperdiciada para su cultivo?. La lechuga también es la principal causa de las enfermedades que son transmitidas por los alimentos, los indicadores dicen que las hojitas verdes representan el 22% de todas las enfermedades transmitidas por alimentos en los últimos 10 años.

Para ser justos al decir “hojitas verdes”, también se incluye la col, espinaca y otros tipos de verduras, la principal razón es que estos tipos de vegetales se consumen crudos, en la ensalada por ejemplo.

No queremos satanizar la ensalada, de ves en cuando es buena, muchas veces un gran plato de ensalada en la mesa puede evitar repetir plato. Las ensaladas que hacemos en casa no son las mismas que las que compramos en los restaurantes; las que hacemos en casa suelen tener unas 100 Calorías menos que las que ofrecen los restaurantes.

Como conclusión podríamos decir que, debemos de dejar de pensar en la ensalada como un alimento 100% saludable y comenzar a informarnos sobre alimentos que representen un aporte importante en nuestra alimentación, la ensalada puede ser un platillo ocasional que no sustituya a otros mucho mas completos y que nos ayude a mantenernos en forma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here