Mujer baja 40 kilos con tan solo 3 sencillos pasos

0
25

Esta mujer tuvo un extraordinario viaje que inspiró a muchos. Amanda de 26 años de edad, pesaba 100 kilogramos cuando se decidió a hacer algo para vencer a la obesidad. En sólo un año, perdió 40 kilogramos y consiguió tanto una externa y una transformación interna. Grabó su increíble cambio de imagen tomando una foto de sí misma todos los meses. Las imágenes fueron virales y su historia presentó una lección muy valiosa: es posible perder peso tomando tres pasos simples y quedarse con ellos.

Cambios físicos y emocionales

Cuando nos fijamos en las fotos de la transformación de Amanda, una cosa sobresale. No solo sorprende lo delgada que se ve en cada imagen, sino que con cada imagen se ve mas feliz y segura con el paso del tiempo. Hemos sido testigos de los cambios físicos como una cintura mas delgada, un abdomen mas plano, un cuello mas delgado, pero también cambios en el autoestima.

Vemos a una mujer joven que comienza a brillar y empieza a mirar con más confianza propia.
Amanda admite que el viaje tuvo lugar en su cuerpo como en su mente, y era una inversión emocional. Ella ahora quiere ayudar a los demás y hace hincapié en la belleza de la individualidad.

Los 3 secretos de Amanda para perder peso sin dieta.

Mujer baja 40 kilos con tan solo 3 sencillos pasos
Mujer baja 40 kilos con tan solo 3 sencillos pasos

Amanda no hizo dietas absurdas y poco realistas, tampoco corrió un maratón, ni se moría de hambre. Ella lo hizo dando un enfoque gradual y constante a la pérdida de peso.

Ella continuó viviendo una vida normal, pero ella introdujo tres cambios en su alimentación y estilo de vida.

1. Comenzó un dieta alta en proteínas

Una dieta alta en proteínas es vital para la pérdida de peso saludable. Las investigaciones muestran que la dieta rica en proteínas magras previene la obesidad, la diabetes y la osteoporosis y disminuye los niveles de colesterol malo (LDL). Los nutricionistas advierten que la mayoría de las personas no obtienen suficientes proteínas y que no debes dejar de aumentar tu ingesta de proteínas, si estás tratando de deshacerte de la horrible panza (si quieres perder tu vientre, asegúrate de que estás comiendo estos alimentos quema grasa).

¿Cómo funcionan las proteínas?

Las proteínas son más difíciles de digerir y toman más tiempo para metabolizar y utilizar que otros tipos de alimentos. Esto significa que tu cuerpo quema las calorías que contienen las proteínas en el proceso de metabolizar. Te hacen sentir más lleno más rápido y te dejan satisfecho por más tiempo.

Además, comer mucha proteína te hace perder grasa y no músculo. Los aminoácidos en las proteínas se utilizan para la construcción de músculo y te hacen ver más tonificado.

Las proteínas completas
Es importante consumir las denominadas proteínas completas o enteras, que contienen los nueve aminoácidos que construyen tus músculos. Las buenas fuentes son: Carne de de pollo o pavo sin piel, Huevos, Mariscos, lácteos bajos en grasa (leche, yogur, queso), Carne de res magra, lomo de cerdo.

Para los vegetarianos y veganos, las fuentes vegetales de proteínas completas incluyen: Cáñamo, semilla de quinoa, alforfón

Cuando comes proteínas incompletas, es posible que desees un par de ellos, para lograr un mejor resultado nutricional. Por ejemplo, comer: La mantequilla de maní con pan integral.

Otros consejos para una dieta alta en proteínas son que debes comer entre 0,5 gramos y 1 gramos de proteína por cada 1/2 kilo de tu peso corporal. Si estás más activo, apuntar a valores más cercanos a 1 gramo.
Trata de consumir un desayuno rico en proteínas para dar a tus músculos un nuevo combustible después de una noche de ayuno. Trata de obtener una buena cantidad de proteína a diario y en las primeras en la mañana (por ejemplo: comer huevo y requesón). Esto también ayudará a frenar el apetito.

2. Controlar las porciones de comida
Controlar las porciones no significa te privaras de comida. Sólo significa que deberás distribuir los alimentos de una manera más saludable. Este paso puede desafiar a tus patrones y mentalidad existentes, pero es una de las cosas clave para la pérdida de peso. Come tres comidas y dos refrigerios saludables al día. Comer más despacio para que haya tiempo suficiente para que el cerebro registre que estás lleno. Comparte las comidas con tus amigos y disfruta bocados más pequeños, por lo que tu comida dura más tiempo. Utiliza platos más pequeños para darle una percepción visual de una comida más grande. Aumenta tus tamaños de las porciones con alimentos que contienen gran cantidad de agua y fibra (verduras, frutas, granos enteros). Estos son también conocidos como los alimentos de baja densidad energética y deben consumirse en mayor cantidad cuando se trata de perder peso. Revisa las etiquetas de nutrición y familiarízate con tamaños de las porciones recomendadas.

El tamaño de las porciones es muy confuso para algunas personas. Estamos tan acostumbrados a grandes porciones de comida (a menudo guiados por el pensamiento consumista “obtener más por su dinero”) que nos olvidamos de esto no es lo que nuestros cuerpos realmente necesitan.

3. Ejercicio moderado

Una nueva investigación muestra que para el fin de perder peso, lo mejor es realizar ejercicio moderado. Un régimen de ejercicio vigoroso puede que no sea tan bueno como se podría pensar.

Los investigadores dividieron a los hombres en 3 grupos. Un grupo recibió instrucciones de llevar un estilo de vida sedentario, otro grupo debió hacer ejerció 30 minutos al día, y el ultimo grupo comprometido en ejercicios de alta intensidad durante 1 hora todos los días. Todos ellos mantuvieron sus hábitos alimenticios sin cambios.

Sorprendentemente, los hombres que hicieron 30 minutos de ejercicio (correr o andar en bicicleta) perdieron más peso en comparación con el grupo más activo. Esto se debe probablemente al hecho de que los hombres que ejercen mucho, sintieron hambre comieron mas. Además, se sentían más cansados, por lo que eran más propensos a pasar el resto del día ociosos.

Parece que 30 minutos de ejercicio moderado puede ser una buena vía intermedia al intentar arrojar algunas libras de más. La cantidad adecuada de ejercicio no te obligará a comer más para reponer la energía perdida, y te hará sentirte con más energía, por lo que incluso podría espontáneamente asumir algún tipo de actividad física adicional, como subir las escaleras en vez del ascensor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here